Hesketh F1 (cas)

Castellano | Català | English

EL HESKETH 308/3, DE MONTJUÏC A KIT CAR 43

El día 27 de abril de 1975 se disputó en Barcelona el cuarto y último Gran Premio de Fórmula 1 que tuvo como escenario el maravilloso parque urbano de Montjuïc. Uno de los líderes de aquella carrera fue James Hunt, quien al volante de un Hesketh 308 con motor Ford Cosworth se puso en cabeza pocos metros después de la salida, tras la colisión a consecuencia de la cual quedaron eliminados los Ferrari de Niki Lauda y Clay Regazzoni, los dos pilotos que le habían precedido en la parrilla de salida. Hunt se mantuvo líder durante seis vueltas, antes de cometer un error que le obligó a abandonar.

En aquella edición del Gran Premio de España de Fórmula 1 hubo en Montjuïc tres unidades del Hesketh 308, dos de las cuales en carrera: la de Hesketh Racing (chasis número 2), pilotada por James Hunt, y la que fue alquilada a C.M. Harry Stiller Racing (chasis número 1) para el debut de Alan Jones en la F1. La tercera unidad, el chasis número 3, era el coche de reserva del equipo oficial y estuvo durante todo el fin de semana en el interior del actual Estadi Olímpic, donde por primera vez se encontraba ubicado el paddock, en aquella ocasión con 36 monoplazas.

Hesketh y Hunt, los ídolos
Y es el Hesketh con chasis número 3 el que actualmente se puede admirar en Kit Car 43, establecimiento de referencia en la temática de modelismo estático. Ramon Sala Pallàs, a quien siempre le ha atraído el equipo creado por el singular Lord Alexander Hesketh, lo adquirió hace unos cuantos años y una vez concluida la larga y laboriosa restauración, y el retorno al aspecto original con los colores de Hesketh Racing y el número 24, lo expone al público. “Siendo jóvenes, quien más quien menos todos hemos tenido un ídolo que nos ha marcado para siempre. Los míos fueron un coche, el Hesketh 308, y su piloto, James Hunt. Vi una foto de aquel vehículo en una revista y me enamoré de él. Y poco después lo pude contemplar al natural en Montjuïc, una maravilla. Y del piloto, ¿qué voy a decir que no se sepa?“, comenta.

Ramon Sala poseía “unos cuantos Hesketh en miniatura, en distintas escalas” antes de saber que un alemán, Jens Wagner, tenía en venta un 308. “Y no uno cualquiera –señala– puesto que aquel chasis, el 3, lo había pilotado Hunt y además había estado en Montjuïc. Me emocioné y, lógicamente, en un primer momento creí que todo quedaría en un deseo, un sueño. Pero al poder asumir el precio final y comprobar que el coche, aunque sin motor, estaba en buen estado, decidí comprarlo con la idea de restaurarlo posteriormente y exponerlo en la tienda, donde ahora está. Josep Mª Montaner hizo una meticulosa y excelente labor de restauración gracias a la cual el Hesketh número 3 muestra el aspecto que le vincula con la historia del deporte y el automovilismo en Barcelona”.

Un año y medio de minucioso trabajo
La restauración del Hesketh 308/3 se inició cuando Ramon Sala pudo disponer de la toma de aire del motor. Y es que cuando lo adquirió, el monoplaza iba desprovisto de este elemento que tanta personalidad le daba cuando fue construido. Sala confió la restauración del coche a Josep Mª Montaner, propietario de RCA Racing, quien empleó un año y medio hasta dejarlo en el impecable estado actual.

Este tipo de restauraciones son delicadas pero al mismo tiempo una constante fuente de motivación. Por ejemplo, cuando al limpiar las distintas piezas aparecen datos tales como el año de fabricación o su numeración son momentos que compensan con creces los quebraderos de cabeza que puedan haber presentado otros puntos del coche. Es como hacer arqueología”, afirma Josep Mª Montaner, que acredita una buena experiencia como restaurador de vehículos. “Otro apartado donde las dudas desaparecieron pronto fue en las fibras de la carrocería y el volante, que estaban bastante mal pero se veía claramente que eran originales. Así que resultó mucho más lógico y respetuoso repararlos que sustituirlos. Sí, comporta trabajo pero casi puedo asegurar que este volante es el mismo que James Hunt había tenido entre sus manos”.

Una particularidad del Hesketh 308/3 es que al llegar al taller de RCA Racing montaba una configuración asimétrica de los ejes, exactamente la misma que en aquella época era utilizada en el circuito de Monza. “Josep Castañer, que me ayudó en aspectos técnicos, se percató de que los semiejes de un lado eran un centímetro y medio más cortos que los del otro”, revela Montaner.

La condición fundamental para llevar a término con éxito un trabajo como éste es la minuciosidad: “Tuvimos que rehacer elementos como el arco de seguridad, la boca de entrada de la gasolina y los soportes del frontal de la carrocería. Estos y otros detalles nos supusieron grandes dificultades, puesto que la falta de documentación original nos exigió improvisar. Pero al ver el coche uno se da cuenta de que los esfuerzos han sido premiados”.

Presente en 35 Grandes Premios
El chasis número 3 del Hesketh 308 fue estrenado en julio de 1974 en los entrenamientos del Gran Premio de Inglaterra –el 2 había quedado seriamente dañado en el circuito de Dijon, en la carrera anterior– y fue útil hasta el último Gran Premio de 1976, en el trazado japonés de Fuji. En su estreno presentó una evolución en la suspensión posterior respecto a las dos anteriores unidades del Hesketh 308. Durante este período estuvo presente en 35 Grandes Premios, de los que disputó 20. James Hunt lo pilotó en seis de ellos y posteriormente lo hicieron Torsten Palm, Brett Lunger y Harald Ertl. Al volante del 308/3, James Hunt logró dos podios, al finalizar tercero en el Gran Premio de Austria 1974 y segundo en el de Argentina 1975.

Únicamente fueron fabricados cuatro chasis del Hesketh 308. Con el 2, James Hunt logró su primer triunfo en Fórmula 1; fue en el Gran Premio de Holanda, el 22 de junio de 1975 en el circuito de Zandvoort.